Ex alumnos en Chile y el mundo: Constanza Araujo, generación 1997, ingeniera en Óptica

El interés por las ciencias la llevó a estudiar ingeniería óptica, siendo parte de la primera generación de egresados de la PUCV. Hoy vive en Alemania y trabaja en la ESO en el proyecto ELT (Extremely Large Telescope), el futuro telescopio óptico- infrarrojo más grande del mundo.

¿Qué te motivó a estudiar ingeniería óptica?

Siempre tuve un interés por la parte científica. Óptica es la rama de la física que se dedica al estudio de la luz y su interacción con la materia. La malla curricular tenía física, química, biología y matemáticas. Además, siempre me gustó y practiqué fotografía. Cuando entré a la Universidad Católica de Valparaíso en 1998, Óptica era una carrera nueva, por lo que pertenezco a la primera generación de egresados.

Me enamoré de la carrera. Ya en segundo año era ayudante de los ramos de óptica, geométrica y física. Me fue muy bien en la U y el último año lo hice en Alemania con un programa de doble titulación.

¿Cómo ha sido el apoyo y el incentivo para estudiar esta carrera y seguir perfeccionándose?

Al principio, cómo era una carrera nueva, recibí comentarios que mejor era estudiar algo más tradicional. 

Si haces lo que te gusta y apasiona, el seguir perfeccionándose surge naturalmente. También con los años uno va ganando experiencia.  Yo hice mi prácticas profesionales en los Observatorios Cerro Tololo en La Serena y en cerro Paranal al sur de Antofagasta. Eso marcó lo que ha sido mi trayectoria profesional en el área de astronómica e instrumentación astronómica.

Mi carrera me ha llevado a lugares únicos y privilegiados del planeta, a trabajar en USA, Alemania y Chile.

El interior de uno de los laboratorios de láser en mayo de 2005

¿Cuáles son las áreas y campos en que ejercen los ingenieros ópticos en la actualidad, tanto en Chile como en el mundo?

Óptica encuentras en muchas áreas a veces un poco camuflada en conceptos como fotónica, optoelectrónica u opto-mecánica. En muchas cosas de nuestro diario vivir vemos aplicaciones de óptica.

Las áreas principales se pueden resumir en diseño óptico que abarca lo que son elementos básicos como lentes y prismas a instrumentos más complejos como espectrógrafos; metrología que abarca lo que son mediciones con láser o técnicas de interferometría y luego áreas más hibridas como fotónica que abarca lo que es el crear un láser por ejemplo.

Las campos de aplicación van desde la industria automotriz con sistemas de iluminación o control de proximidad a medicina, telecomunicaciones, y astronomía 😉 aunque en mucho menor escala.

Trabajaste en la Universidad de Köln y en un observatorio en Estados Unidos. Ahora estás trabajando en la ESO en la sede de Múnich. ¿Nos puedes contar un poco sobre los proyectos en que estuviste involucrada? ¿Cuáles han sido los hitos más importantes?

De los proyectos más impresionantes fue quizás el lograr un medio de transporte de un láser de alta potencia de 20W en un fibra óptica para hacer una estrella laser artificial. Esa fue también mi tesis de grado. En astro ingeniería siempre hay nuevos proyectos y desafíos, queremos ir más profundo en el espacio, ir más rápido y eso empuja a crear nuevos sistemas, telescopios más grandes y más rápidos.  Es como hacer la ciencia ficción realidad.

¿En qué área o proyecto de la European Southern Observatory (ESO) te desempeñas actualmente?

El proyecto actual se llama ELT (Extremely Large Telescope) que será, una vez construido, el telescopio óptico- infrarojo más grande del mundo y que actualmente está en construcción en el norte del país en cerro Armazones en la II Región.

Yo estoy a cargo del seguimiento de la producción de los espejos, dígase el pulido de los espejos y como ingeniero de sistema óptico para la integración y puesta en marcha del sistema de espejos (5-espejos) del ELT.  Soy la mirror-mama. Más información pueden ver aquí:

Junto a los gigantes espejos del futuro ELT

¿Cuáles son tus planes y/o proyectos futuros?

Obviamente terminar de construir el ELT, estar en cerro Armazones cuando integremos los espejos en la estructura del telescopio y ver cuando se tome la primera imagen astronómica. La parte integración y su puesta en marcha nos tomará unos años más. 

¿Cómo ha sido la vida y el trabajo en Alemania en este tiempos de pandemia?

Yo tenía que viajar bastante antes por lo menos cada 2 semanas  al sur de París, donde se hace el pulido de los espejos, ahora todo es remoto, se ha hecho difícil  hacer inspecciones. Lo que antes era una conversación informal sobre algún tema ahora en una llamada agendada. Lo importante es que hemos seguido trabajando.

Dentro de Alemania he podido viajar a Mainz donde está ubicado Schott que son quienes producen el material de los espejos.

¿Qué le recomendarías a un/a alumno/a del Colegio Alemán que quiere estudiar una carrera relacionada a las ciencias?

¡Obviamente que se lo recomiendo! Mi experiencia ha sido muy positiva. El colegio otorga una muy buena base en cuanto a formación científica, tenemos laboratorios de muy buena calidad.

También tenemos una gran ventaja en cuanto a los idiomas, alemán e inglés que son una gran herramienta.

Agradecemos a Constanza Araujo por concedernos esta entrevista.

Comments are closed.

Preparándonos para el Año Escolar 2024

Útiles escolares y fechas inicio de clases: Ingresar aquí


Comunicado a la Comunidad DSV (click aquí)
03.02.2024