Cena solidaria “Mesa del Rey”

  • Alumnos, profesores y apoderados voluntarios ofrecieron comida a personas en situación de calle en el atrio de la Iglesia La Matriz de Valparaíso
  • Actividad se enmarcó en el 160 Aniversario que el Colegio celebra este año

Alumnos, Profesores y Apoderados del Colegio Alemán de Valparaíso se unieron el pasado viernes 21 de abril con el fin de ofrecer una cena solidaria para personas en situación de calle en el atrio de la iglesia La Matriz, del barrio puerto de Valparaíso. Esta actividad, enmarcada dentro del 160 Aniversario que el establecimiento celebra este año, fue organizada por el equipo Acción Social del colegio y contó con la colaboración del Comedor Solidario 421 de La Matriz, de la Municipalidad de Valparaíso, así como de voluntarios de YMCA.

Cerca de 70 personas se congregaron durante todo el día en el Comedor Solidario 421 de La Matriz, cocinando y preparando la comida para 160 comensales (en alusión a los años de aniversario del colegio), organizando las mesas y poniendo en todo momento su mejor voluntad y ganas de colaborar. Las mesas, que fueron aportadas por la Municipalidad de Valparaíso, estuvieron decoradas con individuales dibujados por alumnos de Enseñanza Básica con motivos alusivos al aniversario de la institución.

Alrededor de las 17:00 horas comenzaron a llegar los comensales, los que fueron atendidos por los voluntarios, quienes les ofrecieron un plato de comida, jugo, postre y torta. Además de disfrutar de una rica cena, se generaron momentos de grata compañía y conversación, ocasión en la que los alumnos y voluntarios pudieron conocer de cerca la dura realidad que viven día a día las personas desposeídas del barrio La Matriz.

Es primera vez que el Colegio Alemán organiza esta actividad, la que nació como un proyecto CAS (Creatividad-Acción-Solidaridad) que llevó a cabo el alumno de la Generación 2015, Cristóbal von Moltke, en el marco del Programa IB (Bachillerato Internacional). El financiamiento de esta cena fue posible gracias a la realización de un “Jeans-Tag” que el colegio organizó semanas previas y las compras de los insumos, así como la coordinación logística de la cena estuvieron a cargo de los profesores del equipo Acción Social (Sandra Soto y Rodrigo Vásquez), con colaboración de profesores, Centro de Alumnos y Centro General de Padres y Apoderados.

María Loreto Fuentes, profesora de Religión y una de las coordinadoras de la actividad, enfatizó en el sentido que tiene esta actividad en el contexto de un año aniversario. “En este año jubilar de los 160 años de nuestra comunidad educativa miramos con admiración y respeto a los fundadores, los cuales eran parte de los primeros grupos de inmigrantes alemanes que llegaron a Valparaíso. Desde el primer contacto, su espíritu fue ayudar y proteger a los más desposeídos de la ciudad. La  Mesa del Rey” constituye un acto de recuperación del espacio público democrático, solidario, fraterno y transversal en el cual somos capaces de mirarnos y reconocernos como hijos de una misma patria y ciudadanos del mundo”, comentó.

El profesor Rodrigo Vásquez, integrantes del equipo Acción Social, destacó el aprendizaje experiencial que dejó esta actividad para todos los voluntarios. Explicó que “en todo momento se quiso anteponer el trabajo en equipo y el apoyo de los distintos estamentos del colegio, de manera que pudimos vivenciar nuestro valores institucionales (solidaridad-honestidad-responsabilidad-respeto). El colegio debiera seguir cultivando y fortaleciendo esta enseñanza en los años venideros, porque nos enriquece como persona y es un aporte a la comunidad local.”

El equipo de Acción Social quiere agradecer a todos quienes colaboraron para la realización de la Mesa del Rey. En especial, al Centro de Alumnos, a los alumnos de los cursos 8°A, I°A, I°B, I°C, II°A, II°B, III°C, al Centro General de Padres y su grupo de Acción Social, al Párroco de la Iglesia La Matriz y las voluntarias del Comedor 421, a las voluntarias de YMCA, a la Municipalidad de Valparaíso y a Carabineros de Chile que colaboró en resguardar la seguridad de los voluntarios.